El antitanques de Hell Let Loose: la guía de clases para detener cualquier blindado


Guía Hell Let Loose Acción

El antitanques de Hell Let Loose: la guía de clases para detener cualquier blindado

Hell Let Loose Antitanque Panzerfaust

Diego Emegé

¿Te acuerdas de la primera vez que agarraste un panzerschreck (no confundir con el ogro Shrek)? No, nosotros tampoco. Es una de esas armas que lleva apareciendo en los juegos de guerra toda la vida, y cuesta recordar nuestro primer zambombazo con uno... Pero en Hell Let Loose seguro que te sentirás como en casa cuando te lo coloques al hombro.

La clase de la que hoy nos toca hablar es el antitanque: un tipo de soldado que tiene la tremenda responsabilidad de hacer volar por los aires cualquier coraza enemiga, sea la de los tanques o la de sus sólidas formaciones bélicas. Agarra tu obús, que no te estalle en las manos, ¡y vamos!

¿Qué hace el antitanque con su vida?

Tu obsesión tiene que ser cualquier cosa acorazada en el campo de batalla. En Hell Let Loose eso viene a ser un tanque —que para eso se llama antitanque la clase, vaya. No solo tienes la obligación de atacar a los tanques, sino que puedes acercarte a tus propios tanques aliados para apoyar sus ofensivas con cañones antitanque, por ejemplo.

Destruir todos los tanques

No nos vamos a repetir, pero ten presente que eres la única clase armada con lo necesario para detener a los tanques. Eso sí, tienes que centrar tus ataques en las zonas sensibles de su blindaje: la parte trasera, los lados y las propias orugas.

Para poder ser efectivo o efectiva, deberás acercarte un poco a estos vehículos, dado que tus proyectiles solo tienen efectividad a media y corta distancia. Lo único que conseguirás si disparas desde lejos es decir "¡holi, estamos aquí!", y tu unidad querrá templarte la nuca a collejas.

Ponte al cañón e infunde el terror

Si bien tu lanzacohetes es la representación más prototípica de la defensa AT, lo que parte la pana de verdad es el cañón antitanques. Es un arma desplegable que también te permite hacer llover infierno sobre la infantería también. Necesitarás, eso sí, una caja de suministros que te coloque un soldado de apoyo o un comandante.

Una vez cuentes con una sobre el terreno, saca tu llave inglesa y móntala. Ten presente que para operar los cañones apropiadamente se necesitan dos soldados (no hace falta que sean AT): uno que apunte y dispare y otro que recargue los obuses. Sí, puedes guisártelo solo o sola, pero tendrás que cambiar de posición con cada disparo y eso lleva tiempo.

Hell Let Loose Antitanque

Equipamiento del antitanque en Hell Let Loose

Antitanque estadounidense

  • Fusil semiautomático M1 Garand
  • Bazooka
  • Granada Mk2
  • Vendaje
  • Cuchillo M3

Antitanque alemán

  • Fusil de cerrojo Karabiner 98k
  • Lanzacohetes Panzershreck
  • Vendaje
  • M43 Stielhandgranate
  • Feldspaten

Antitanque soviético

  • Fusil de cerrojo Mosin Nagant 91/30
  • Fusil antitanque PTRS-41
  • Vendaje
  • Granada RG-42
  • Pala MPL-50
Hell Let Loose Canon

Consejos para el combate

  • Respeta a los tanques: aunque no tengas el cañón apuntándote, evita corretear a su alrededor. Cuentan con ametralladoras con las que la tripulación puede recordarte que estás en una guerra.
  • Enjabona, aclara y repite: es muy raro acabar con un acorazado al primer zambombazo. Siempre prepárate para salir, disparar, moverte, recargar y repetir. Además, los tanques suelen ir acompañados de unidades de apoyo para despachar posibles soldados AT.
  • Despiézalo (mentalmente): en ocasiones no podrás pararte a acabar con un tanque del todo. En estos casos, afina la puntería e intenta averiar la torreta o la oruga para mermar su efectividad y deja que otras unidades pesadas acaben el trabajo.
  • No te conformes con un antitanque: si en solitario ya tienes muchas posibilidades de destruir uno de estos vehículos pesados, imagínate si vais dos o más antitanques. Organizaos y preparad emboscadas para hacer que desaparezcan de la faz de la Tierra de un plumazo. No sabrán de dónde vino el golpe.

Más guías de Hell Let Loose